Humano

By Andrea Rendón 12 meses agoNo Comments
Home  /  Historias  /  Humano
f76f0c49531199.58b75822da180

Nada ni nadie tiene poder sobre ti, vuela alto. Brilla. Sé humano. Encárgate de que en tu vida no falten las risas estruendosas, de esas que terminan en lágrimas y dolor de barriga porque la alegría es tanta, que tu cuerpo ya no logra contenerla.

Llena tu pecho de aplomo y deja la comodidad del hoy; que en su lugar, vivas el presente como un regalo, creando día a día el futuro que sueñas… el que tu elegiste.

Quiero que entiendas que el poder esta en ti, que la resignación es para cobardes que tienen terror a ver más allá. La vida no se trata de lo que “te tocó” sino de lo que quieres y eres capaz de lograr. De esos detalles que están prestos a robarte un suspiro.

Vive el gran sueño de tu vida, sin importar la forma en que se presente. Si sudas frío con solo imaginarlo , entonces ve por el; no luches, por el contrario, tómalo como una nueva aventura. y disfruta el viaje.

Contempla más atardeceres, escucha canciones, llora, quédate despierto a ver como aclarece el cielo.

bc283f49531657.58b75bf72b2d2

 

Entrégate a la única persona capaz de reponer los rotos a tus costuras: Tu mismo.  Deseo que te conozcas y te reconozcas. Que perdones tus fallas y también las ames, y que ames cada centímetro de ti, porque (por si no lo sabías) no hay nadie más como tu.

Eres único, y si quieres, eres magia para quienes te rodean.

Deseo que antes de dormir, en la retrospectiva de tu día pienses “¡Qué día tan ‘hijueputa’, nada lo podría superar! y que nada, absolutamente nada le reste horas a tu descanso.

Que a pesar de la rutina, siempre encuentres la manera de romperla.

Enamórate, y también enfrenta el desamor. Ilusiónate, llénate de pasión, y date el permiso de también, perder el interés.

Confúndete y convierte tu cabeza en un torbellino de pensamientos, pero al final, decide. Crece. Aprende.

Transfórmate en la persona que quieres, repito… LA PERSONA QUE QUIERES SER, no la que tienen pensada para ti.

Deseo que no falten las caídas, porque solo así sabrás levantarte, una y otra vez hasta que lo logres, y te sientas orgulloso de ti y de todo el camino que recorriste.

Pero sobretodo, y más que nada… con todas mis fuerzas, deseo que seas MUY FELIZ.

 

 

Category:
  Historias
this post was shared 0 times
 100

Leave a Reply

Your email address will not be published.